imagen2

¿Cómo comprobar el desgaste de tus neumáticos?

Prevenir el desgaste de neumáticos es imprescindible para optimizar la comodidad y la seguridad vial. Por lo que cada cierto tiempo es necesario evaluar este desgaste, dado que si se pierden las marcas tu vida y la de tus seres queridos puede correr mucho riesgo.

Los neumáticos son el único punto de contacto con el camino. Por ello, no solo la selección debe ser correcta, sino que, teniendo la mejor calidad, verificar su estado de forma periódica garantizará la mejor adherencia.

A continuación, queremos indicarte diferentes formas para poder comprobar el desgaste de los neumáticos de tu coche:

  • Indicador de desgaste de neumáticos

Todos los neumáticos cuentan con un testigo de desgaste: consiste en un taco de goma de 1,6 mm de espesor incrustado en el fondo de las ranuras principales del neumático. Cuando la goma de la banda de rodadura del neumático llega al nivel de ese indicador, se ha alcanzado el límite de desgaste legal y hay que sustituir el neumático.

Existe una pequeña marca en el flanco del neumático para ayudarte a localizar la posición del indicador de desgaste de los neumáticos.

En algunas marcas también puedes encontrar los testigos de desgaste intermedios: su desaparición indica que el neumático ya no ofrece unas prestaciones óptimas en calzada mojada. También pueden incrustarse unos testigos de desgaste en los neumáticos de invierno a una profundidad de 4 mm. 

Por otro lado, existen otras marcas que utilizan un testigo de desgaste numérico para sus neumáticos de invierno: graban en el neumático unos números que indican la profundidad del neumático y se borran a medida que el neumático se desgasta.        

  • El indicador de profundidad      

El indicador de desgaste le permite confirmar aproximadamente el nivel de desgaste en ciertos puntos de la banda de rodadura. No obstante, los neumáticos también pueden desgastarse de manera irregular. 

El indicador de profundidad es una herramienta pequeña que te permite medir con total precisión la profundidad exacta de las ranuras de tus neumáticos en diferentes lugares de su superficie.

De hecho, tus neumáticos pueden desgastarse de forma irregular, y el testigo de desgaste del neumático es solo un indicador visual que no sustituye a la precisión de un indicador de profundidad.

  • La moneda

Si no quieres comprar un indicador de profundidad para medir el desgaste de tus neumáticos, existe otra opción: puedes medir el desgaste introduciendo una moneda en el fondo de las ranuras tus neumáticos:

  • Para un neumático de verano, usa una moneda de 1 €: si las estrellas grabadas en el borde de la moneda son visibles, debes de cambiar el neumático.
  • Para un neumático de invierno, usa una moneda de 2 €: si el borde externo plateado sobresale de la ranura, es que el neumático está desgastado.  

¡Evita el desgaste de los neumáticos en Buitrago Centros!

Si necesitas una revisión o una intervención de tu coche, no dudes en pasarte por cualquiera de nuestros talleres. Tu seguridad vial es imprescindible.

mm

Consejos al comprar un coche de segunda mano

Distintos son los motivos por los que se decide comprar un vehículo de segunda mano, destacando principalmente el precio sobre todas ellas, aunque teniendo en cuenta también la evitación de esperas de fabricación.

En el año 2021, se vendieron 2,3 vehículos de segunda mano por cada uno nuevo matriculado, formando un total de 1.989.662 coches, por lo que os traemos una serie de consejos a tener en cuenta para los que estéis pensando adquirir uno de estos coches.

Puntos comunes en la compra de un coche

Establece un presupuesto

Al igual que cuando se realiza cualquier compra importante, debes establecer un presupuesto antes de comenzar a comprar un automóvil usado. Cuando se realiza una compra de este estilo, es muy fácil gastar de más si no se tiene una buena planificación.

¿Qué tipo de coche deberías comprar?

También es importante saber qué coche se adapta a tus necesidades y a tu estilo de vida. Aquí debemos de evaluar para qué vamos a usar el coche; si va a ser para ir al trabajo o para viajes de carretera, si por el contrario queremos un coche que nos permita ir al campo con él, etc.

Una vez establecido el presupuesto que vamos a destinar y los objetivos que buscamos satisfacer con la compra del coche, debemos pasar a los consejos específicos de la compra de coches de segunda mano.

Consejos al comprar un coche de segunda mano

Ten en cuenta la edad del coche

Se trata de un factor muy importante, aunque en España, la edad media del parque móvil es de 13 años, por lo que cuando se realiza la compra de estos coches en muchos de los casos se superan los 10 años de antigüedad.

Cuando esto ocurre, el factor que toma el primer puesto es el mantenimiento del coche, ¿en qué estado se encuentra el vehículo?

¿Cuántos kilómetros debe tener un coche de segunda mano?

Por regla general, se recomienda buscar coches con menos de 100.000 kilómetros recorridos, pero, al fin y al cabo, mientras que no sea un número muy grande, puede acabar siendo un dato relativo como el de la edad.

Esto se debe a que, si el propietario anterior ha cuidado correctamente el vehículo, nos podemos encontrar casos en los que el coche funcione mejor y tenga más futuro aún con más kilómetros que otro más nuevo que proviene de un dueño que ha tenido menos cuidado con él.

Examina los coches ​​a la luz del día

Muchas veces la iluminación en este tipo de tiendas está preparada hacer que los coches se vean más glamorosos. Incluso es una buena forma de ocultar los arañazos. Por lo tanto, es mejor inspeccionar los automóviles cuando están estacionados a la luz del día. De esta forma, al mirar el vehículo con luz natural, podrás ver claramente incluso los pequeños arañazos o la decoloración de la pintura.

Haga que un mecánico revise el automóvil

Es posible que haya usado automóviles durante años o que incluso tenga un conocimiento razonable de los componentes mecánicos, pero lo mejor será que un mecánico experimentado inspeccione el vehículo que está considerando comprar. El mecánico no solo tiene buen ojo para los detalles más pequeños, sino que incluso le dará una visión general de los costos que podría suponer una reparación.

Verifique VIN y los documentos del seguro

Todos los automóviles tienen número de identificación de vehículo que es único (VIN). Con este número único, puedes recopilar mucha información importante como la fecha de fabricación del automóvil e incluso registros de mantenimiento en los centros de servicio autorizados.

Por su parte, la revisión de los documentos del seguro le permitirá comprender fácilmente por lo que ha pasado el vehículo a lo largo de su vida y en qué tipo de averías ha estado involucrado, haciéndonos más fácil saber si merece la pena o no la adquisición del coche en base a su historial.

Realice una prueba del vehículo

Para ello, trate que el vendedor no haya calentado ya el vehículo, ya que es con un arranque en frío con lo que puede determinar si el motor funciona correctamente.

Además, debe poner a prueba el automóvil durante la prueba de manejo: a diferentes velocidades, frenadas bruscas y curvas cerradas, para comprobar que todo funciona correctamente.

Si tenemos en cuenta todos los aspectos explicados, va a resultar más fácil conseguir un coche de segunda mano de calidad.

Sin embargo, la elección de un vehículo de segunda mano, finalmente va a depender mucho, como ya hemos explicado, del trato que ha recibido por parte de su anterior dueño.

De igual manera también resultará fundamental en la búsqueda del coche, el uso que le queramos dar al vehículo, por lo que es difícil usar la edad o el kilometraje como un dato rotundo y definitivo, aunque lógicamente pueden ser usados como filtro.

Coche SUV

Qué es un SUV y a qué se debe su éxito

Los SUV ya conquistaron el 56% de las matriculaciones del año pasado, dato que continúa aumentando, pero, ¿qué es un SUV?


Las siglas en inglés SUV ,Sport Utility Vehicle, en español, Vehículo Deportivo Utilitario hacen referencia a aquellos coches que tienen aspecto de todoterreno pero que están pensados para la ciudad. Muchas personas también llaman crossover a los SUV, otros, dan un matiz más de todoterreno a los SUV que a los crossover.


El origen de estos coches se remonta a los años 30 y 40 cuando en la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de EEUU ordenó conseguir coches que se pudieran desenvolver correctamente tanto por carretera como por el campo. Ante esta situación, fabricantes como Ford, Willis Overland y Bantam se pusieron manos a la obra, siendo Willis-Overland los que consiguieron la fabricación de estos coches demandados por el ejército.


También debemos destacar las camionetas que lanzó Chevrolet en el año 1935 bajo el nombre de Suburban, modelo que a día de hoy se sigue fabricando.


A pesar de tener un origen tan antiguo, no fue hasta la primera década del siglo XXI cuando se empezaron a popularizar en Europa, momento en el que la aparición de estos coches comenzó a crecer exponencialmente de manera que las distintas marcas fueron dejando de lado anteriores modelos para satisfacer la demanda de SUV que había en el mercado.
De esta manera podemos ver como a día de hoy nos cuesta encontrar una marca que haya dado de lado a este tipo de vehículos; desde deportivos como Ferrari o Porsche hasta marcas como Dacia y Fiat con sus precios más competitivos, todas ellas cuentan con modelos de este estilo.


¿Qué características tiene un SUV para ser tan demandado?
La principal característica que las personas buscan con los SUV es el espacio, ya que te permite viajar con toda la familia sin necesidad de sentir que falta espacio, algo muy demandado que, si además lo acompañas de buenos diseños, consigue llamar la atención de aquellos que buscan un coche familiar. En este caso los SUV cuentan con una mejor altura para colocar las sillas de los niños y por supuesto, con un gran maletero que nos permite albergar una gran cantidad de elementos, lo cual viene genial para viajes familiares, por ejemplo.
Además, los SUV destacan también por transmitir seguridad debido a su tamaño robusto y alto, permitiéndonos divisar la carretera desde una mayor altura, lo que nos ofrece una vista más completa.


Debemos destacar que este tipo de vehículos, debido a su hibridez entre todoterreno y deportivo, nos permiten transitar tanto por carretera asfaltada como por un terreno algo más inestable, lo que nos permite vivir una experiencia más completa que un simple coche deportivo o un todoterreno.


Todo esto sumado a que el consumo de combustible, a pesar de ser mayor, tampoco es excesivo, genera una serie de razones por las cuales no nos resulta extraña la gran cuota de mercado que consiguen a día de hoy.


Como desventajas de estos vehículos, debemos destacar que el precio es mayor al de los coches familiares tradicionales, por lo que en cada caso se deberá valorar si podemos hacer frente a la adquisición de un SUV o no.


También debemos destacar que la conducción de estos coches puede parecer un poco más torpe que la de los coches más bajos, esto se debe como es lógico a su tamaño, que a la hora de girar en una curva, por ejemplo, podemos encontrar un peor comportamiento ya que por su ergonomía le costará algo más, sin embargo, no deja de ser algo que el conductor puede encontrar como secundario ya que la conducción del SUV en sí ya es buena y el mayor tamaño es lo que le da una mayor comodidad y demás ventajas ya enunciadas.


Dentro de los SUV podemos distinguir los pequeños, medianos, grandes y coupé.
● En los SUV pequeños, encontramos los coches de los segmentos A y B, midiendo los del segmento A menos de 4 metros de largo y los del B, entre 4,2 y 4,35 metros.
● En los SUV medianos, tenemos los segmentos C y D. El segmento C está formado por vehículos que miden entre 4,36 y 4,7 metros, denominados coches compactos. El segmento D mide desde los 4,7 a los 5 metros y, a pesar de entrar dentro del segmento de tamaño medio, tienen una estructura bastante grande.
● Los SUV grandes son aquellos que superan los 5 metros de largo, que suelen estar bastante equipados y contar con accesorios de lujo.
● Por último, los SUV Coupé, son modelos del tipo B adaptados a un estilo más deportivo, este tipo de vehículo antes era más típico en marcas más exclusivas, pero a día de hoy están más generalizados a un mayor número de marcas.


Con todos los tipos de SUV que hay, podemos ver que son un modelo de vehículos que, a pesar de haber nacido para un uso muy concreto en sus orígenes, con el paso de los años y la evolución que han tenido en el tiempo a día de hoy satisfacen una serie de necesidades nuevas para aquellos ojos que miraban este tipo de coche por allá por los años 30.