imagen mitos

Falsos mitos sobre neumáticos

Entre los conductores se propagan con rapidez las ideas equivocadas respecto al uso y al mantenimiento de los vehículos.

El fenómeno es especialmente acusado en los temas relativos al uso de dispositivos electrónicos de aumento de potencia, a los aditivos caseros para el carburante y a los neumáticos.

Dado que en Buitrago Centros somos especialistas en neumáticos, vamos a desmontar algunos mitos referidos a los mismos, susceptibles de provocar desinformación en los conductores.

Los neumáticos se gastan más en carretera que en ciudad

Esta creencia es producto de una mala interpretación. Cierto es que los conductores que circulan por carretera tienen que cambiar sus neumáticos con mayor frecuencia que los que circulan más por ciudad.

Pero esto se debe a que, en el mismo intervalo de tiempo, en carretera se realizan muchísimos más kilómetros que en ciudad.

Pero, en igualdad de kilometraje recorrido, se produce mayor desgaste en ciudad debido al elevado número de frenazos, aceleraciones, detenciones y reanudaciones de la marcha.

Si no lo crees, pregúntale a un taxista o a un repartidor urbano. Ellos te sacarán de dudas.

Si se utilizan neumáticos de invierno en verano, el coche frena mejor

Falso, ya que según un estudio realizado por el laboratorio digital Road Usage Lab, perteneciente a la firma Michelin, sucede exactamente al revés.

Concretamente, la media de distancia de la frenada aumenta en un metro y medio si se utilizan neumáticos de invierno en pleno estío. El estudio se ha realizado implantando equipos de monitorización en 3000 vehículos.

La explicación técnica es que los neumáticos de invierno están diseñados para funcionar a bajas temperaturas y pierden eficiencia cuando estas son muy altas.

Es necesario alinear la dirección siempre que se cambien los neumáticos

Pues tampoco es cierto. Si el vehículo no presenta un comportamiento anómalo al utilizar la dirección, no se desvía de su trayectoria al acelerar o frenar, y no se observan desgastes irregulares en los neumáticos, eso implica, entre otras muchas cosas, que la alineación es la correcta.

Por lo tanto, solo tienes necesidad de alinear si observas alguna de las anomalías indicadas o si el coche ha sufrido un golpe de importancia: tras la reparación mecánica y de carrocería, sí será necesaria la alineación.

Usando un spray reparador de pinchazos se puede seguir usando el neumático

El spray reparador es una solución temporal que solo debe usarse para llegar al taller más cercano y reparar el pinchazo o sustituir el neumático.

Y no es una solución recomendable al 100 %, porque muchos de esos sprays reparadores impiden una correcta reparación de los pinchazos, con lo que es posible que tengas que deshacerte, antes de tiempo, de una rueda en buen estado de uso.

Nuestra recomendación es que avises a la asistencia y solicites que te coloquen la rueda de repuesto. Salvo que estés muy seguro de lo que haces, evita cambiarla tú mismo: las llantas de aleación suelen ser complicadas de extraer sin una herramienta de extracción adecuada.

Si la válvula no tiene tapón el neumático se deshincha antes

El tapón no tiene otra misión que impedir que la válvula se bloquee, debido a la acumulación de barro y suciedad, impidiendo el hinchado de la rueda.

Por lo tanto, si has extraviado algún tapón o te los han robado, puedes circular con total tranquilidad. Eso sí, detente en el primer taller que encuentres y hazte con unos tapones. Lo más probable es que, si son de plástico, no te cobren nada por ellos.

Las segundas marcas de neumáticos no son recomendables

Evidentemente, las primeras marcas son las que lanzan al mercado los neumáticos de mayores prestaciones y adaptados a cualquier circunstancia de la conducción. Pero eso no quiere decir que los neumáticos de segunda marca no sean recomendables.

Salvo para casos de conducción deportiva, firmes en condiciones poco habituales o condiciones meteorológicas extremas, las ruedas de segunda marca son una opción aceptable y más económica, especialmente para los conductores que usan su vehículo de forma ocasional o practican una conducción tranquila.

Son mejores las ruedas de perfil bajo

La realidad es que los neumáticos de perfil bajo responden más a una tendencia estética de la época actual que a las necesidades reales de la conducción cotidiana.

Nadie duda de que para una conducción deportiva en carreteras viradas son preferibles los perfiles bajos, pero al conductor que circula respetando los límites y controlando la velocidad no le aportan ninguna ventaja significativa.

Buitrago Centros: las mejores marcas de neumáticos

En cualquier caso, si tienes algún problema con tus ruedas o precisas aclarar alguna duda sobre ellos, pásate por Buitrago Centros, tu taller de neumáticos.

Tanto si necesitas sustituir tus neumáticos como si solo se trata de reparar un simple pinchazo, te atenderemos con la mayor rapidez para que puedas ponerte en marcha cuanto antes.

Y si buscas un taller mecánico en Granada para realizar cualquier otra intervención técnica o reparación, recuerda que en Buitrago Centros damos servicio a cualquier tipo de turismo, motocicleta, vehículo comercial, camión, autocar o vehículo agrícola.

dibujo-de-los-neumaticos-de-invierno

¿Cómo encontrar los mejores neumáticos de invierno de 2020?

Este momento del año, cuando empieza a descender el mercurio y comienzan las precipitaciones, se convierte probablemente en el mejor momento para hacerse con un nuevo set de neumáticos de invierno para el coche, pudiendo encontrarlos a precios más competitivos que los que encontraríamos en pleno invierno. Debes asegurarte que instalas las nuevas gomas en un taller de neumáticos especializado, que te ofrezca un buen servicio a buen precio, así como la posibilidad de alinear la dirección de tu coche si este lo necesitase, para estar completamente preparado para enfrentarse a las duras condiciones del invierno.

Del mismo modo, es muy conveniente conocer los distintos neumáticos que ofrecen las distintas marcas para esta época del año, teniendo en cuenta aspectos como el precio, fiabilidad y calidad. Se analizarán las características de distintos neumáticos, atendiendo a factores determinantes como pueden ser la marca y la relación calidad-precio de los mismos con el fin de encontrar los mejores neumáticos de invierno 2020.

A la hora de enfrentarse a condiciones climatológicas adversas, así como a firmes con adherencia limitada, es recomendable disponer de unos buenos neumáticos de invierno que nos garanticen un alto nivel de seguridad en cualquier condición. Es aconsejable prestar especial atención al material del que están compuestos dichos neumáticos, así como a su relación calidad-precio, lo que nos permitirá escoger con seguridad un buen neumático de invierno para nuestro coche.

Factores a tener en cuenta para elegir un neumático de invierno.

Son muchos los factores que afectan a la calidad del neumático y la suma de todos ellos dan como resultado que un neumático sea de mayor o menor calidad. A continuación, te mostramos qué se debe de tener en cuenta para elegir el neumático de invierno más adecuado para ti.

Composición química del neumático.

Los neumáticos adaptados a la nieve cuentan con las iniciales en inglés M+S (Mug and Snow), haciendo referencia a que están destinados tanto a la nieve como al barro. El desempeño de estos neumáticos se basa en la composición química del neumático. Diversos estudios confirman que la goma debe de mantener su flexibilidad a temperaturas por debajo de 7ºC, manteniendo así el agarre a la superficie.

neumáticos de invierno

Diseño del dibujo del neumático.

Las marcas de las ruedas de invierno deben de cumplir dos objetivos esenciales: expulsar el agua o la nieve del interior de las cavidades y pellizcar el terreno con nieve o barro con este diseño. Por este motivo, el dibujo tiene unos canales más anchos y unas pequeñas estrías que facilitan el efecto pinza sobre la nieve y un contacto plano.

El “efecto oruga” que se persigue en los neumáticos de invierno es más eficaz en los modelos estrechos, ya que la huella que deja es más estrecha y alargada (mayor adherencia al suelo). En contraposición, los neumáticos anchos dejan una huella más corta y amplia, siendo más difícil que las láminas que se forman entre los dibujos contacten con el suelo.

Medidas y ficha técnica.

Antes de elegir un complemento para tu vehículo, lo primero que hay que comprobar las recomendaciones de fabricante. Ciertos modelos de coches presentan restricciones de compatibilidad en los neumáticos debido a sus llantas. Además de esto, existen casos en los que pueden variar la carga máxima autorizada entre los neumáticos de verano y los de invierno.

¿Se pueden usar neumáticos de invierno en verano?

Aunque los neumáticos de invierno tienen capacidad para aguantar temperaturas altas, conviene tener dos juegos de neumáticos diferentes para usar en cada estación. Esto se debe a que el desgaste del material de este tipo de ruedas se incrementa cuando se somete a temperaturas más altas. Por tanto, lo que podría suponerte un ahorro, acabo siendo un gasto adicional al tener que comprarte un juego nuevo para el próximo invierno.

Para asegurarte de no encontrarte ante este problema, te recomendamos que consultes en tu taller de confianza si pueden guardarte el juego que no estés usando entre montaje y montaje.

¿Qué pasa si uso los neumáticos de invierno durante todo el año?

Aunque su nombre indica lo contrario, los neumáticos de invierno no están destinados sólo para conducir por nieve o hielo. La recomendación principal para esta categoría de neumático es la de utilizarlos cuando la temperatura disminuya por debajo de los 7ºC y sustituirlos en primavera, cuando las temperaturas superan las mínimas de 12ºC.

Estas son los principales inconvenientes de usar los neumáticos de invierno todo el año:

  • Aumento de la distancia de frenado. Con el aumento de las temperaturas, el neumático puede alcanzar el doble de distancia de frenado que el de un neumático de verano.
  • Mayor desgaste. El uso en un ambiente al que no están acondicionados hace que duren mucho menos, suponiendo un incremento del gasto que destinas al mantenimiento de las piezas de tu vehículo.
  • Menor eficacia. Cuando el caucho alcanza una temperatura superior a los 30ºC se forman pequeñas bolas que alteran el agarre de las redas.
  • Aumento del combustible. Estos neumáticos están diseñados para una conducción suave y controlada, por lo que para alcanzar mayores velocidades requieren de una mayor potencia y consumo.

Si sigues teniendo dudas acerca de cuál es el neumático que más le conviene a tu coche, lo mejor es que consultes a los profesionales. En Buitrago Centros llevamos más de 20 años trabajando con neumáticos de todo tipo, siempre con las mejores marcas. Si estás interesado en saber más acerca de esta pieza tan importante para la seguridad de tu coche, visita nuestra red de talleres mecánicos y confía en la opinión de los expertos.