Coche SUV

Qué es un SUV y a qué se debe su éxito

Los SUV ya conquistaron el 56% de las matriculaciones del año pasado, dato que continúa aumentando, pero, ¿qué es un SUV?


Las siglas en inglés SUV ,Sport Utility Vehicle, en español, Vehículo Deportivo Utilitario hacen referencia a aquellos coches que tienen aspecto de todoterreno pero que están pensados para la ciudad. Muchas personas también llaman crossover a los SUV, otros, dan un matiz más de todoterreno a los SUV que a los crossover.


El origen de estos coches se remonta a los años 30 y 40 cuando en la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de EEUU ordenó conseguir coches que se pudieran desenvolver correctamente tanto por carretera como por el campo. Ante esta situación, fabricantes como Ford, Willis Overland y Bantam se pusieron manos a la obra, siendo Willis-Overland los que consiguieron la fabricación de estos coches demandados por el ejército.


También debemos destacar las camionetas que lanzó Chevrolet en el año 1935 bajo el nombre de Suburban, modelo que a día de hoy se sigue fabricando.


A pesar de tener un origen tan antiguo, no fue hasta la primera década del siglo XXI cuando se empezaron a popularizar en Europa, momento en el que la aparición de estos coches comenzó a crecer exponencialmente de manera que las distintas marcas fueron dejando de lado anteriores modelos para satisfacer la demanda de SUV que había en el mercado.
De esta manera podemos ver como a día de hoy nos cuesta encontrar una marca que haya dado de lado a este tipo de vehículos; desde deportivos como Ferrari o Porsche hasta marcas como Dacia y Fiat con sus precios más competitivos, todas ellas cuentan con modelos de este estilo.


¿Qué características tiene un SUV para ser tan demandado?
La principal característica que las personas buscan con los SUV es el espacio, ya que te permite viajar con toda la familia sin necesidad de sentir que falta espacio, algo muy demandado que, si además lo acompañas de buenos diseños, consigue llamar la atención de aquellos que buscan un coche familiar. En este caso los SUV cuentan con una mejor altura para colocar las sillas de los niños y por supuesto, con un gran maletero que nos permite albergar una gran cantidad de elementos, lo cual viene genial para viajes familiares, por ejemplo.
Además, los SUV destacan también por transmitir seguridad debido a su tamaño robusto y alto, permitiéndonos divisar la carretera desde una mayor altura, lo que nos ofrece una vista más completa.


Debemos destacar que este tipo de vehículos, debido a su hibridez entre todoterreno y deportivo, nos permiten transitar tanto por carretera asfaltada como por un terreno algo más inestable, lo que nos permite vivir una experiencia más completa que un simple coche deportivo o un todoterreno.


Todo esto sumado a que el consumo de combustible, a pesar de ser mayor, tampoco es excesivo, genera una serie de razones por las cuales no nos resulta extraña la gran cuota de mercado que consiguen a día de hoy.


Como desventajas de estos vehículos, debemos destacar que el precio es mayor al de los coches familiares tradicionales, por lo que en cada caso se deberá valorar si podemos hacer frente a la adquisición de un SUV o no.


También debemos destacar que la conducción de estos coches puede parecer un poco más torpe que la de los coches más bajos, esto se debe como es lógico a su tamaño, que a la hora de girar en una curva, por ejemplo, podemos encontrar un peor comportamiento ya que por su ergonomía le costará algo más, sin embargo, no deja de ser algo que el conductor puede encontrar como secundario ya que la conducción del SUV en sí ya es buena y el mayor tamaño es lo que le da una mayor comodidad y demás ventajas ya enunciadas.


Dentro de los SUV podemos distinguir los pequeños, medianos, grandes y coupé.
● En los SUV pequeños, encontramos los coches de los segmentos A y B, midiendo los del segmento A menos de 4 metros de largo y los del B, entre 4,2 y 4,35 metros.
● En los SUV medianos, tenemos los segmentos C y D. El segmento C está formado por vehículos que miden entre 4,36 y 4,7 metros, denominados coches compactos. El segmento D mide desde los 4,7 a los 5 metros y, a pesar de entrar dentro del segmento de tamaño medio, tienen una estructura bastante grande.
● Los SUV grandes son aquellos que superan los 5 metros de largo, que suelen estar bastante equipados y contar con accesorios de lujo.
● Por último, los SUV Coupé, son modelos del tipo B adaptados a un estilo más deportivo, este tipo de vehículo antes era más típico en marcas más exclusivas, pero a día de hoy están más generalizados a un mayor número de marcas.


Con todos los tipos de SUV que hay, podemos ver que son un modelo de vehículos que, a pesar de haber nacido para un uso muy concreto en sus orígenes, con el paso de los años y la evolución que han tenido en el tiempo a día de hoy satisfacen una serie de necesidades nuevas para aquellos ojos que miraban este tipo de coche por allá por los años 30.

tt

Por qué los fabricantes tienden a fabricar más coches automáticos.
Ventajas y desventajas

La presencia en nuestras calles de coches con una caja de cambios automática se ha
multiplicado en el último lustro. Cada vez más fabricantes apuestan por los coches
automáticos frente a los tradicionales coches manuales. Es una tendencia que ha llegado
para quedarse y que se volverá mucho más frecuente en los próximos años.
Si para el año 2017, solo 1 de cada 10 coches que se comercializaban en España contaba
con una caja de cambios automática; en la actualidad el porcentaje se ha triplicado y
supone ya el 31 % de los coches comercializados en nuestro país. Todo indica que
esto seguirá siendo así y que el porcentaje seguirá creciendo hasta ocupar la mayor parte
del mercado.
Así ha ocurrido en los Estados Unidos, donde en la actualidad solo 1 de cada 8 vehículos
a la venta dispone de una caja de cambios manual. Es una tendencia generalizada en
todo el mundo y por todo tipo de fabricantes y que ha sido motivada, entre otros factores,
por la mayor difusión de coches eléctricos e híbridos en el mercado.
Ventajas de los coches automáticos
En Buitrago Centros hemos tratado de recopilar cuáles son las principales ventajas que
detectamos en los coches con cajas de cambio automáticas frente a los manuales.
Algunas de las más interesantes son las que mostramos a continuación:
Mayor comodidad
Las transmisiones automáticas resultan más cómodas de utilizar, sobre todo para aquellos
conductores que pasan mucho tiempo conduciendo por la ciudad o en atascos. Al no
existir la palanca de cambios o el tercer pedal, el conductor tan solo tiene que
preocuparse por dirigir el volante, por acelerar y por frenar cuando sea necesario. El pie
izquierdo descansa.
Avance tecnológico
Los coches automáticos se asocian a una mejor tecnología y a avances tecnológicos. La
transmisión automática es necesaria para que funcionen ciertas tecnologías que tienden
hacia el automatismo en los vehículos. Hablamos, por ejemplo, de los sistemas de frenado
de emergencia automáticos o de los controles de velocidad inteligentes que incluyen
función de arranque y de parada.
Son mejores
La técnica de las cajas de cambio automáticas ha mejorado respecto a hace años y ahora
su evolución es tal que asemejan su funcionamiento en gran medida a la de un
conductor humano. Atrás quedan las transmisiones automáticas que no gustaban a
muchos conductores porque mostraban un funcionamiento plano y un comportamiento
aburrido que no seducía a nadie.
Son más populares
Hasta hace poco, el uso de vehículos con cajas de cambios automática se relacionaba con
vehículos de alta gama o con coches que tenían ciertas aspiraciones Premium. Lo cierto
es que en la actualidad se ha vuelto mucho más popular y está presente en cada vez
más coches de gama media y media-baja a medida que su funcionamiento se ha
refinado. Es muy habitual encontrarlo en los coches compactos, pero sobre todo en los
coches deportivos y superdeportivos, donde las transmisiones manuales son ya
minoritarias.
Posibilidad de modo manual
Buena parte de las cajas de cambio automáticas incluyen la posibilidad de un modo
Manual (M) o Secuencial (S) con el que el conductor puede decidir cuándo introducir una
marcha más o menos utilizando la palanca o las levas que se encuentran ubicadas tras el
volante. Es una solución perfecta para los conductores que, en ciertos momentos, desean
mantener el control del cambio de marchas.
Inconvenientes de los coches automáticos
Los vehículos automáticos también presentan algunos inconvenientes o desventajas que
hacen que existan conductores que prefieren los coches manuales. Algunos de estos
inconvenientes son:
Mantenimiento más costoso
Aunque las cajas de cambio automáticas necesitan mantenimiento con menos frecuencia
que las manuales, lo cierto es que tienen más piezas y más componentes electrónicos.
Esto hace que la reparación en caso de avería pueda resultar más costosa.
Normalmente suben la factura de reparación respecto a una caja de cambios manual.
Más consumo
Aunque cada vez existe menos diferencia en el consumo entre transmisiones automáticas
y transmisiones manuales, lo cierto es que las automáticas consumen algo más de
media. Algunos fabricantes están innovando mucho en este sentido y anuncian cajas de
cambio automáticas más eficientes que las manuales en el consumo en los próximos años.
Menos emoción
Conducir un coche automático es menos emocionante que uno manual. El conductor
pierde el vínculo que se crea con el embrague y la palanca y que ha utilizado durante
toda su vida en otros vehículos. Además, el tacto es a veces un poco lento, lo que hace
que se pierda un poco el aspecto más personal de la conducción.
Como se puede apreciar, existen multitud de razones por las que cada vez existen más
vehículos con cajas de cambio automáticas en el mercado. Un cambio que ha llegado para
quedarse entre nosotros y al que nos tendremos que acostumbrar en el futuro